Fundación Barrabases – Construyendo sueños


¿Qué es Fundación Barrabases?

Barrabases es una fundación sin fines de lucro dedicada a entregar herramientas, a través de espacios seguros y de calidad. Para detonar nuevas oportunidades a niños,niñas y jóvenes. El foco principal es proteger la infancia  y la juventud vulnerable, potenciando habilidades y generando experiencias de felicidad.

Lo que somos hoy en día es un trabajo de años de todos los que formaron parte de nuestra fundación, que si bien en un principio comenzó como un club deportivo fue capaz de ver más allá y atreverse a trabajar con otras disciplinas deportivas y la educación tecnológica.

Impacto positivo de Barrabases

Desde 2018, creamos experiencias de felicidad

+6000 niños y niñas pueden construir sus sueños

Hemos creado un espacio seguro y con oportunidades

Trabajamos con 4 deportes, como estrategia benéfica

Ejecutamos 3 academias de tecnología y de programación

Hemos estado presentes en 5 comunas de la RM

Logros de Fundación Barrabases

Primeros en viajar a Europa

Primera Academia de Karate gratuita en Lo Espejo y Quinta Normal

Primera Academia de fútbol femenino 2005

Primera Academia gratuita de básquetbol en Quinta Normal

Pioneros en cursos de programación y robótica para niñes en sectores vulnerables

Primeros en enviar joven futbolista a entrenar en club profesional de España

Noticias

Convenio USA-CHILE

Hemos realizado un importante convenio con Barrabases Athletic Utah , institución sin fines de lucro formada por chilenos residentes en USA, esto permitira realizar intercambios

Leer Más »

Columnas


Los Derechos de la Niñez en tiempos de
Covid-19

La urgencia de tomar medidas concretas en torno al bienestar de niños y niñas para velar por sus sueños.

Por: Nicolás Méndez Vidal. Director Ejecutivo.


Los nuevos horizontes en Barrabases: TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN

Desde sus inicios, Barrabases ha usado el deporte como recurso principal de desarrollo, pero ahora se quiere explorar otras áreas...


Alternativa para la Salud de niños y niñas en cuarentena

“Columna publicada en Base Pública el viernes 19 de junio de 2020” El distanciamiento social también tiene consecuencias en la salud mental y física de niños, niñas y adolescentes...


La bondad del Balón : Escuela de Fútbol para niños y niñas

En el mundo del “balón pie” transcurren muchas historias, en su gran mayoría pueden ser casi moralejas de vida...


De usuarios a Creadores : Curso de Robótica para niños y niñas

La robótica para niños y niñas puede parecer algo complejo de aprender. A través del tiempo hemos sido testigos de cómo grandes avances han revolucionado al mundo entero, mediante la ingeniería y las máquinas...


La práctica deportiva comunitaria a la luz del Covid- 19

Ante un escenario de pandemia y confinamiento, queda a la vista el importante rol, ahora interrumpido, que cumplía la actividad deportiva en barrios vulnerables, así como la necesidad de remediar la desigual distribución de áreas verdes e infraestructura deportiva.


Un balón en el Salón : Entrenamiento de futsal para niños y niñas

“Columna publicada en Base Pública el viernes 19 de junio de 2020” El distanciamiento social también tiene consecuencias en la salud mental y física de niños, niñas y adolescentes...


La mente y su ejercicio en el encierro

Durante los últimos meses la sociedad se ha visto en la dura tarea de quedarse en casa debido a las cuarentenas anunciadas por la mayoría de los gobiernos en el mundo. Esto no deja exentos a los niños, en quienes se irrumpe el proceso de desarrollo y aprendizaje por completo.

Transformar la vida de niños y niñas en riesgo social, con el fin de garantizar el ejercicio de derechos y la entrega de oportunidades de desarrollo integral a través de programas preventivos que estén basados en la práctica de un deporte y/o disciplinas ligadas a la tecnología.

Ser un referente en Chile en la entrega de oportunidades a la infancia en áreas del deporte y tecnología. Siendo una institución caracterizada por su calidad humana y en la gestión que promueve el desarrollo integral de niños y niñas para vivir e integrarnos en la sociedad nacional.

·TOLERANCIA: Promovemos el respeto íntegro, sin importar de donde venga, su situación, su identidad, prácticas, creencias o ideas. Aquí las grandes cosas se construyen en conjunto.

· CONVIVIR EN DIVERSIDAD: Creemos firmemente en que la diversidad es el valor central de desarrollo humano, y que la empatía es importante para generar una relación social sana.

· TRABAJO EN EQUIPO: Entendemos que la coordinación, la voluntad, la unión y las buenas relaciones son centrales para mantener la armonía tanto en el equipo de trabajo como en sus beneficiarios(as).

· SOLIDARIDAD Y RESPETO: Generamos espacios de reconocimiento, aceptación, apreciación y valoración, prestando apoyo incondicional por la construcción de un mejor lugar para el desarrollo integral de las infancias y las juventudes.

 

La urgencia de tomar medidas concretas en torno al bienestar de niños y niñas para velar por sus sueños.

Por: Nicolás Méndez Vidal. Director Ejecutivo.

La pandemia provocada por el COVID-19 ha impactado en la vida de todas las personas en el mundo, obligando a los Estados a tomar diversas medidas que mitiguen la propagación del virus, tales como el cierre de las ciudades y con ello de los establecimientos educacionales. En el caso de Chile, si bien las medidas no han sido radicales y satisfactorias para gran parte de la ciudadanía, la discusión sobre una cuarentena total en la región capital se posicionó tempranamente, sin embargo, las medidas fueron tomadas varios meses después con una crisis santinaria instalada.

La discusión sobre la pandemia se ha centrado en factores económicos y burdamente en la capacidad de respiradores mecanicos por sobreotras aristas que busquen prevenir el impacto del virus. Ciertamente, la economía y con ello el empleo es un tema relevante, al igual que poseer las capacidades de acción para atender a las personas afectadas por el virus, sin embargo, el discurso oficial sigue invisibilizando el resguardo de los derechos fundamentales de las personas, entre ellas los niños y las niñas, que tristemente se han visto vulnerados llegando a la triste cifra de 34 infantes fallecidos en la actualidad según datos oficiales del DEIS del Ministerio de Salud.

Los derechos de la niñez, de acuerdo al escaso discurso entregado por las autoridades, presupone que se encuentran resguardados y sostenidos a partir de esfuerzos individuales de cada una de las familias o tutores y de los profesores (y con ello centros educativos). Pero este discurso reduccionista sobre la realidad infantil desconoce la responsabilidad del Estado en el desarrollo pleno de las neceisdades y el interés superior de los niños y niñas, que nos ha llevado, entre otras cosas a las cifras de muertes infantile mencionadas anteriormente.

Los esfuerzos por tanto, debiesen apuntar a un Estado presente en las temáticas relacionadas a los otros derechos de la infancia que no se reducen solamente en la educación, sino que ampliar los esfuerzos a levantar una política de cuidado como tarea colectiva o comuntaria. El cierre de los jardines infantiles, salas cunas, internados y colegios no ha apuntado al reconocimiento de lo colectivo, sino que ha profundizado el modelo individualista que ha imperado las últimas decadas en el país. De este modo, se observan consecuencias dentro de los hogares y en los espacios públicos (ahora en abandono). El vaciamiento de la ciudad pone en jaque la distribución de tiempo productivo y reproductivo al inetrior de los hogares, vaciamiento que también es posible obervar desde una perspectiva valórica, al ser un tema que no se está tratando con la suficiente centralidad que debiese.

La sobrecarga de tareas (y planificación por parte de los docentes), la desigualdad en el acceso a servicios y bienes que permitan que los niños y niñas puedan ejercer su derecho a educación (ahora de manera virtual producto de la desigualdad social), el hacinamiento y allegamiento son obstaculos que se levantan diariamente frente a los/as tutores, padres y madres de niños y niñas pero que el Estado en esta crisis no ha tomado la suficiente antención.

Resulta prioritario visualizar la fragilidad de los derechos de los niños y las niñas en el contexto de confinamiento, comprendiendo que la naturaleza de los derechos humanos no se pueden resolver de manera individual sin la debida atención del Estado. Es preciso considerar intervenciones que resulevan o favorezcan la ejecución de actividades interconectadas que protejan a la niñez en estos tiempos en temas educativos (incluyendo el acceso a internet), salud mental, juego, recreación, relacionamiento, esparcimiento,  a ser escuchados y, por sobre todo, a no ser objeto de ninguna forma de violencia dentro del hogar.

Es necesario dar vuelta la mirada hacia la infancia, con el objeto de resguardar el cuidado y la entrega de herramientas a los tutores, madres y padres para proteger de mejor manera los derechos de la infancia, dandoles a los niños y niñas espacios de escucha y habla para conocer sus preocupaciones y percepciones sobre la actual crisis. El llamado es a no olvidar, nuevamente, a los niños y niñas y sus derechos.

El cambio en la forma de relacionarnos con la infancia se debió hacer años antes que este, sin embargo, hoy cruzando la presente crisis se hace más urgente que nunca tomar la oportunidad para hacernos cargo, es tarea de todas y todos poder poner a los niños y niñas al frente y trabajar por sus sueños.

Nuevos Horizontes En Barrabases: Tecnología E Innovación.

 

Fundación Barrabases desde hace 66 años que trabaja con niñas, niños y adolescentes para cambiar vidas a través del deporte. Los primeros años fue con el futbol y, hace algún tiempo se sumaron nuevas disciplinas como el básquet, karate y futsal. Con el ánimo de seguir ampliando la gama de actividades que puedan aportar al desarrollo integral y valórico de la población infanto-juvenil de sectores que presenten vulnerabilidad socioeconómica este año 2020 sumamos a nuestro quehacer la Robótica Educativa y la Programación Creativa.

Por un lado, la Robótica Educativa es un sistema de enseñanza interdisciplinar que permite a los/as estudiantes crecer en áreas del conocimiento de las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEAM por sus siglas en inglés), además de desarrollar habilidades lingüísticas de quienes practiquen esta disciplina.

 

De este modo, la Robótica Educativa permite generar intereses diversos con el área de las ciencias, como potenciar la creatividad, la autonomía y, fomenta el refuerzo de ciertas capacidades sociales, el espíritu crítico, la atención y la capacidad de adaptación a la adversidad. Lo anterior, se potencia debido a la característica de trabajo enfocado en ciertas labores especificas por pasos para lograr el objetivo a alcanzar. En concordancia a este objetivo, las clases están orientadas por parejas, lo que permite poner a disposición la construcción de saberes compartidos para lograr el anhelado objetivo.

“Las herramientas tecnológicas como la robótica están presentes en diversos espacios con los que convivimos diariamente y, es una realidad a tener consientes para nuestro futuro. Actualmente existen algunas academias pagas y colegios privados que funcionan con dinámicas muy similares a las propuestas por Barrabases, donde se enseña robótica y programación. El objetivo de esto es poder democratizar el conocimiento, llegar donde otros no llegan y entregar herramientas que le sirvan a los adultos del mañana a desenvolverse en un nuevo mundo con lógicas muy diferentes a las que hoy existen. Más aún entregándole este tipo de conocimientos a niñas y niños que por la desigualdad social imperante en nuestra sociedad con el fin de nivelar la cancha en relación a quienes si tienen estas oportunidades todos los días” cuenta Erika Palma, coordinadora de Programación Creativa de la ONG La Barra.

Por otro lado, la Programación Creativa (o SCRATCH) refiere a un tipo de lenguaje, el que se enfoca principalmente en labores de programación visual desarrollado por el MIT. Su utilización crece todos los años entre niñas y niños en el resto del mundo, debido a la motivación que supone el poder de crear entre otras cosas, sus propios videojuegos o animaciones.

 

El programa está enfocado en desarrollar habilidades mentales de niñas y niños. Así, permite ampliar el pensamiento lógico, crítico, la creatividad y la autonomía de cada uno/a de las personas asistentes. La forma en que se plantean las sesiones es en dos partes. En primer lugar, se desarrolla a través de buscar la solución a desafíos planteados al comienzo de cada una de éstas y, en segundo lugar, realizar un plenario con el resto de sus compañeras/os donde se compartan las experiencias y se complemente con la forma en que cada una/o llegó a la solución del desafío. Los desafíos van haciéndose más complejos a medida que avanzan las sesiones. Lo anterior permite que los estudiantes desarrollen las habilidades mencionadas al comienzo del párrafo, además de fomentar el trabajo colaborativo entre sus pares, lo que favorece el desarrollo integral del estudiante. 

Para Barrabases ampliar los horizontes de nuestro quehacer es un gran desafío que estamos dispuestos a tomar, porque en la constante búsqueda de ofrecer oportunidades a niñas, niños y adolescentes, creemos que liderar un proyecto de tecnología (Robótica Educativa y Programación Creativa) nos pone en la vanguardia de la discusión en el actual siglo y, además porque este tipo de programas no son abordados en los barrios donde trabajamos, con grandes brechas de desigualdad e injusticia social, con una fuerte ausencia de inversión del Estado o de otras instituciones u organizaciones de la sociedad civil o del sector privado.

 
 
 

Es por ello, que hemos realizado una alianza estratégica con la ONG La Barra, quienes a partir de su expertiz en ciencias y tecnologías nos apoyan en el desarrollo de estas nuevas disciplinas en la institución, que permite potenciar nuevas habilidades y entregar nuevas herramientas a niñas, niños y adolescentes de barrios que más lo necesitan. Oportunidad no sólo permite ampliar los horizontes de la Fundación, sino que de la vida de muchas personas que se podrán ver beneficiadas por estos programas.

 
 
 
 
 

“Seguir nivelando la cancha no es sólo dar oportunidades de crecimiento a niñas, niños y jóvenes de sectores vulnerables en términos deportivos. Entendemos el llamado de la sociedad cuando nos pide más oportunidades en lo laboral o en lo educativo. Pues precisamente estas nuevas disciplinas que estamos impulsando dentro de la Fundación apuntan a estos dos puntos principalmente. Creemos fielmente que hay ciertas herramientas fundamentales para una sociedad del siglo XXI y que hoy no se están entregando en los sectores postergados históricamente en las ciudades y, es más, hoy en el contexto COVID-19, estamos haciendo todos los esfuerzos para llegar a estos niños y niñas a sus hogares a través de la educación remota, porque a pesar de la adversidad no bajaremos los brazos por este sueño”, señala Nicolás Méndez Vidal, Director Ejecutivo de Barrabases.

Alternativas Para La Salud De Niños Y Niñas En Cuarentena.

 

“Columna publicada en Base Pública el viernes 19 de junio de 2020”

El distanciamiento social también tiene consecuencias en la salud mental y física de niños, niñas y adolescentes. El proyecto Juego y Aprendo en Casa busca abrir espacios de relacionamiento, juego y aprendizaje para la infancia en cuarentena.

La pandemia del Covid 19 tiene a muchas ciudades en cuarentena y con los colegios, parques y clubes cerrados.  Esto trae consecuencias más amplias que la afectación a la economía y el empleo, y que no han sido debidamente analizadas. El discurso oficial se ha centrado en factores económicos y de recursos médicos, pero no en el resguardo de los derechos, salud mental, física y social de las personas.

A ojos de la autoridad, los derechos de la infancia quedan en manos de esfuerzos individuales, de cada una de las familias o tutores y de los profesores de centros educativos, desconociendo la responsabilidad del Estado en el desarrollo pleno de las neceisdades y el interés superior de los niños y niñas.

Los esfuerzos debiesen apuntar a un Estado presente en las temáticas relacionadas a los otros derechos de la niñez que no se reducen solamente en la educación, sino que ampliar los esfuerzos a levantar una política de cuidado como tarea colectiva o comuntaria. El cierre de los jardines infantiles, salas cunas, internados y colegios no ha apuntado al reconocimiento de lo colectivo, sino que ha profundizado el modelo individualista que ha imperado las últimas decadas en el país.

Proyecto Juego y Aprendo en Casa

Con el objetivo de velar por la salud de niñas y niños, la fundación Barrabases viene desde el mes de marzo trabajado con otras organizaciones e instituciones educativas que han cesado sus labores, para crear espacios seguros y cercanos que entreguen herramientas, potencien habilidades y devuelvan una rutina educativa y de contención a niños y niñas de escasos recursos.

Durante los meses de marzo, abril y mayo se pilotearon clases de programación creativa de manera remota con 7 niños y niñas de las comunas de Cerro Navia, Quinta Normal y Pudahuel, pero en el transcurso del pilotaje se apreciaron otras necesidades debido a la falta de espacios de contención emocional y recreación. De este modo, durante el mes de junio se comienza a implementar el programa

Juego y Aprendo en Casa 

(JAC) que les entrega a 21 niños y niñas durante tres veces a la semana un espacio de conversación, escucha y educación a través del deporte y la programación creativa.

Los niños y las niñas son de diversas comunas tales como Maipú, Cerro Navia, Quinta Normal, Pudahuel y San Fernando y de distintas edades que van desde los 6 a los 11 años, creando no sólo un espacio de entrega de contenidos académicos, sino que cariño, y escucha, generando entre ellos y ellas una red de compañeros/as con quienes puedan jugar y entretenerse de manera remota. Lo anterior se acompaña de una relación directa desde el equipo de psicólogos/as en cada sesión con los niños y niñas y, además con sus tutores o madres/padres.

Conoce más sobre el proyecto y cómo sumarte en https://fundacionbarrabases.cl/proyectos

La Bondad del Balón: ESCUELA DE FÚTBOL PARA NIÑOS Y NIÑAS

Por: Bastián Andrés Bello.

 En el mundo del “balón pie” transcurren muchas historias, en su gran mayoría pueden ser casi moralejas de vida. Enormes ejemplos de superación, esfuerzo y dedicación han sido conocidos en el mundo entero a raíz de este cotizado deporte.

Para Fundación Barrabases el fútbol fue la primera piedra. Desde la creación del club deportivo en 1954 hemos buscado ser una organización que integre a niños, niñas y adolescentes que viven en situación de vulnerabilidad socio-económica, sin importar de qué lugar provengan. Con la creación de la escuela de fútbol para niños y niñas se ha logrado dar equidad a sus realidades, aunque es una acción que se imita por completo en el universo del futbolero.

Una ciencia que no es exacta y un arte que solo se aprecia mientras más inmerso estés en la órbita del “planeta gol”. Máximo embajador del marketing mundial y recaudador de una cantidad de dinero para la cual no tendríamos caracteres suficientes de reproducir. Fábrica de ídolos y superhéroes contemporáneos, apuntan a teñir nuestra ropa de un color determinado. Nos crean una indumentaria, un emblema y una personalidad, con eso salimos día a día a jugar un gran partido, la vida misma.

No es una sorpresa que el llamado “deporte rey” nos regale historias de vida inspiradoras. Grandes jugadores, tanto en Chile como en el mundo entero, han construido y salvado sus vidas a base de este deporte, iniciando en escuelas de fútbol para niños y niñas antes de ser traspasados a los grandes clubes.  Una vez completado su sueño, han buscado cumplir el de otros.

Histórias que bordean la fantasía e inspiradas en la bondad y el surrealismo han visto la luz en los medios futboleros internacionales. Sus protagonistas han intentado cambiar vidas de los menos afortunados por completo.

Casos hay muchos, pero dentro de los más importantes está Didier Drogba. La leyenda de Costa de Marfil que ha donado más de tres millones de libras a organizaciones benéficas africanas. Ayudó a construir un hospital en su ciudad natal, Abiyán. En 2005 detuvo una guerra civil en su país, al clasificar a su selección por primera vez a un mundial y mandó un mensaje a todos sus compatriotas a dejar las armas y organizar elecciones pacíficas. Una semana después los rebeldes y el gobierno acordaron el cese de la batalla.

En el plano criollo, el número “1” de La Roja y golero del Manchester City, Claudio Bravo realizó una donación que esperaba fuese anónima, aunque con el tiempo y el murmullo todos pudimos conocer. Se remonta al año 2017 y a los incendios ocurridos al sur de nuestro país, en la localidad de Santa Olga. Ahí se hace público el caso de Camilo, un pequeño de nueve años quien perdió su casa. Al ser entrevistado por un noticiero, el pequeño declara querer una camiseta de Claudio Bravo. Llamado que no tardó en llegar a Manchester y tuvo rápida respuesta. La camiseta del portero había llegado para Camilo, pero además de eso, incluía una nueva casa para él y su familia.

Las oportunidades para cambiar el rumbo en la vida de las personas son otorgadas día a día. Quienes conocen la dificultad en el origen disfrutan con mayor riqueza emocional los logros futuros. En Fundación Barrabases buscamos entregar esas oportunidades, fomentando el deporte con clases de fútbol para niños y niñas. La idea es entregar valores y fortalecer lazos de compañerismo en torno al deporte, entre niños, niñas y entrenadores. Permitiendo además, conocer otras disciplinas y realidades de otros niños, niñas y clubes para nuestros estudiantes en las escuelas de fútbol mixtas.

No detendremos una guerra ni podemos regalar casas. Si la oportunidad de que esos jóvenes el día de mañana puedan ser grandes deportistas o profesionales muy importantes de otras áreas. Buscamos que estos futuros héroes crezcan con el poder de seguir ayudando a otros para acrecentar una cadena de solidaridad que puede cambiar vidas.

DE USUARIOS A CREADORES. Curso De Robótica Para Niños Y Niñas.

 

La robótica para niños y niñas puede parecer algo complejo de aprender. A través del tiempo hemos sido testigos de cómo grandes avances han revolucionado al mundo entero, mediante la ingeniería y las máquinas. Sin embargo estas herramientas tecnológicas se encuentran presentes en nuestras vidas más de lo que creemos.

 Por: Bastián Andrés Bello.

A pesar del valioso vínculo que en Fundación Barrabases tenemos con el deporte, el desafío para el 2020 es ampliar nuestro abanico de actividades. De este modo hemos  sumado proyectos que puedan integrar una formación interdisciplinaria. El objetivo es incluir métodos asociados a la ciencia y tecnología para nuestros estudiantes, todo con la finalidad de democratizar el conocimiento.

El curso de robótica para niños y niñas introduce a los estudiantes en las tecnologías del presente y futuro. La metodología está basada en el desarrollo de actividades grupales ejercidas en base a retos, eso permite que los y las estudiantes desarrollen su creatividad, innovación y pensamiento crítico. Uno de los principales objetivos del curso de robótica para niños y niñas, es que se desarrollen en forma competente desde una edad temprana.

“Nuestro sistema educativo actual se adapta al cambio demasiado lento y no funciona eficazmente para este nuevo mundo, por esto es importante realizar estos talleres en sectores de menor acceso a las tecnologías emergentes” dice Roberto Jimenez, Director Fundador.

En países como Singapur, China, Suecia, Australia se enseña programación y robótica para niños y niñas desde los 5 años. Su misión ha sido incluir estas dinámicas como parte del calendario escolar. Oficializar su condición de nuevo lenguaje e incorporarlo a la vida diaria contemporánea es su gran objetivo. La iniciativa de estos países se basa en la búsqueda por admitir, asimilar y dominar el impacto de la tecnología en todas las escalas de la vida.

En Chile ya existen muchos sistemas de formación para niños y niñas que centran sus bases en la robótica. El problema persiste en que la mayoría son academias pagadas o colegios privados que funcionan en dinámicas muy similares a la que en Fundación Barrabases estamos proponiendo. Llegar donde otros no llegan y entregar herramientas que le sirvan a los adultos del mañana a desenvolverse en un nuevo mundo con lógicas muy diferentes a las que hoy existen.

El establecer un curso de robótica para niños y niñas permite acercar la tecnología en sectores vulnerables que no tienen acceso a ella, sea por costo o por falta de recursos en los establecimientos educacionales para la implementación de estos talleres. Según una encuesta realizada por EDUCACIÓN 2020, la formación en el hogar es bastante compleja para algunos estudiantes. Un 50% declara tener acceso nulo u ocasional a un computador. A corto plazo, los niños que no están conectados pierden abundantes recursos educativos, acceso a información global y oportunidades de aprendizaje.

En Fundación Barrabases creemos que es un pequeño paso para que se logre establecer una política completa, la cual potencie a futuras generaciones que tendrán que dirigir una era digital más completa. Se requiere de jóvenes preparados y actualizados en las nuevas tecnologías, el sueño se cumple cuando dejemos de ser consumidores de  tecnología y pasemos a crearla.

La Práctica Deportiva Comunitaria A La Luz Del Covid – 19.

 

Ante un escenario de pandemia y confinamiento, queda a la vista el importante rol, ahora interrumpido, que cumplía la actividad deportiva en barrios vulnerables, así como la necesidad de remediar la desigual distribución de áreas verdes e infraestructura deportiva.

La pandemia del COVID-19 ha puesto en jaque no sólo al sistema de salud y económico mundial, sino también a varias actividades de la vida colectiva, como el deporte. Para prevenir el creciente contagio del virus, se han suspendido o aplazado desde torneos de fútbol y campeonatos de Fórmula 1, hasta los Juegos Olímpicos. En Chile la ANFP suspendió todos los encuentros del Torneo Nacional de Fútbol Profesional, demostrando que nuestro país no queda ajeno a la situación.

La crisis que experimenta el mundo del deporte en sus diferentes continentes y disciplinas a nivel profesional, también se traduce a los clubes amateurs y academias gratuitas (o pagas) para niños y niñas, ¿qué está pasando con los clubes deportivos de barrios en nuestro país?

La realidad nacional en este sentido, varía de acuerdo a la región y a la comuna donde se resida, producto de las grandes brechas socioeconómicas que experimentan familias de un u otro sector. Esto se suma que no todo el país se encuentra confinado a la cuarentena obligatoria. Sin embargo, se puede afirmar que el escenario de la gran mayoría de los clubes de fútbol o academias se define por sus lugares de entrenamiento, los cuales se encuentran concentrados principalmente en comunas de escasos recursos sociales y económicos.

La práctica deportiva en barrios vulnerables ha servido históricamente a estas vecindades para proteger a sus niñas, niños y jóvenes, alejándolos de factores de riesgo. Dichas actividades abren espacios de recreación y cuidado personal a mujeres, y generan lazos de reciprocidad entre vecinos y vecinas, identidad local y sentido de pertenencia, además de mejorar la condición física y de salud de sus habitantes. Estos beneficios en la actualidad se ven paralizados por el azote del virus, en barrios que hoy se encuentran en una notoria decadencia de acciones de vecinas y vecinos, que se ven confinadas en sus viviendas, muchas veces en condiciones mínimas de habitabilidad.

A pesar de la ajetreada actividad social que se puede ver en las áreas verdes y equipamientos deportivos en la zona urbana de la Región Metropolitana, esta realidad no se presenta de forma equitativa. Según datos de Fundación Vivienda y el Centro de Inteligencia Territorial de la Universidad Adolfo Ibáñez, hasta el 2018 las comunas de las zonas sur y poniente de la RM no sólo presentan grandes deficiencias en materia de infraestructura básica y de vivienda, sino que también en la accesibilidad de áreas verdes, equipamientos deportivos, culturales, servicios públicos, entre otros.

Las comunas en las que Fundación Barrabases desempeña su labor presentan grandes brechas en términos de bienestar territorial. Por ejemplo el sector de Carrascal en Cerro Navia y el sector de Santa Adriana en Lo Espejo tienen cerca de 2,5 mts2 de áreas verdes por habitante; una cifra baja con respecto al promedio del Gran Santiago (3,83 mts2 por habitante) y muy lejana a la realidad de comunas de la zona oriente de la región como Lo Barnechea y Vitacura, con índices de hasta 20,87 Mts2 por habitante.

En materia de acceso a equipamiento que permita realizar actividad deportiva, la realidad para los sectores de Carrascal y Santa Adriana es de 0,33 mts2 y 0,39 mts2 de equipamiento deportivo por habitante respectivamente, mientras que el promedio de la región es de 0,52 mts2 por habitante. En comunas de la zona oriente mencionadas anteriormente los índices varían entre 0,91 y 2,72 mts2 de zonas con equipamiento deportivo por habitante.

La brecha que estos indicadores expresa, sólo reafirma la gran necesidad de invertir física y socialmente en estos sectores, más aún en el contexto actual que exacerba las condiciones de baja calidad de vida de estas personas.

El ejemplo de Cerro Navia

“Antes la población era muy peligrosa, siempre había balazos y personas tomando (alcohol) en la calle. Esas personas tenían tomada una de las dos canchas de la población, pero con un grupo de vecinas salimos a recuperar la sede y la cancha para entregar más seguridad a los hijos y a las hijas hace unos años atrás (…) Ahora que no podemos realizar actividades hay gente que se ha vuelto a portar mal en el sector, entonces si dejamos de hacer nuestras actividades, estas personas se vuelven a tomar el lugar (…) pero tenemos miedo por el virus, entonces preferimos que se la tomen mientras esto dura”, señala Claudia, dirigente de un club social cultural y deportivo de Cerro Navia.

Claudia, junto a otros vecinos y vecinas, logró rescatar el espacio, no solo de forma física sino también social; organizando jornadas muralistas, de serigrafía, partidos de fútbol, campeonatos, cuadrangulares para niñas y niños, clases de zumba y más.

El club que lidera Claudia realizó una alianza con la Fundación Barrabases en el año 2019 para ejecutar con cotidianeidad entrenamientos de fútbol y karate enfocados en la infancia, con acompañamiento kinesiológico y psicológico, entregando un servicio de calidad para quienes más lo necesitan. Sin embargo, como menciona la dirigenta en su relato, en la actualidad esta alianza y todas las actividades del barrio se han paralizado, dejando en evidencia la fragilidad del sistema deportivo y recreacional de barrios vulnerables.

La crisis actual pone en relieve la discusión sobre el rol del Estado y los privados en la salud, la economía y la fuerza laboral, pero también en las condiciones básicas de habitabilidad en los barrios. Sobre todo en aquellos donde una de las pocas alternativas para mejorar la calidad de vida a la vecindad es la práctica deportiva, que hoy se ve interrumpida, producto del confinamiento, impidiendo a las familias realizar actividades físicas que ayuden a su desarrollo cognitivo, físico y relacional.

¡Nivelar la cancha es tarea de todos y todas!

UN BALÓN EN EL SALÓN: Entrenamiento De Futsal Para Niños Y Niñas.

 

A menudo el futsal o Fútbol de Salón para niños y niñas,es considerado un hermano de menor del balón pié tradicional. Sin embargo eso no se condice por estos días. Un deporte que adquiere valor propio, fundamentos únicos y un posicionamiento cada vez más elevado.

 Por: Bastián Andrés Bello.

Desde el año 2017 que Fundación Barrabases comparte relaciones con la Federación de futsal de Chile, dando origen a La Academia de futsal para niños y niñas. Esta academia busca entregar herramientas, valores y un espacio de contención para niñas, niños y adolescentes que experimentan vulnerabilidad socioeconómica. Durante el último tiempo sus actividades se desarrollaron en la comuna de Cerro Navia dos veces por semana.

La academia cuenta con un equipo interdisciplinario de personas a cargo de cada uno de los y las estudiantes. Tanto entrenadores, equipo administrativo y un psicólogo deportivo son partícipes activos en esta causa. A raíz de las clases de futsal para niños y niñas, el 2018 Fundación Barrabases tuvo un equipo que logra competir en el Campeonato Nacional Infantil organizado por la Federación Deportiva Nacional de futsal. Si bien no se ganó, dejó muy claro que llegará su protagonismo en los próximos torneos. Algo que enorgullece a la fundación, considerando que solo había pasado un año desde la fundación de la academia con instaurando ejercicios de futsal para niños y niñas.

“Estas disciplinas entregan cosas positivas al desarrollo integral de niños y niñas. El deporte les entrega valores, desarrollo integral y algo tan importante como la tolerancia a la frustración. En la vida y el deporte se encontrarán con muchas adversidades, buscar soluciones a esas dificultades es clave durante su formación”, según las palabras del seleccionado chileno Bernardo Araya, quien se desempeña como embajador de futsal en Fundación Barrabases.

Profesionalismo en Chile

El futsal se comenzó a practicar de manera profesional en Chile el año 2010, a raíz del Campeonato Nacional de Futsal organizado por la ANFP. Este se compone, al igual que el fútbol, de dos divisiones. En Primera División participan 8 clubes y en Segunda División 12.

La tónica de los torneos funciona de la misma forma que el campeonato de fútbol, en el que los campeones ganan cupos para torneos internacionales. Ahí se juega el más ambicioso, la Copa Libertadores de América.

El futsal en el mundo

El futsal una característica que lo hace un deporte único, es la mixtura de otras disciplinas con el fin de crear una mejor. Surge inspirado a base del fútbol, que es la base del juego, el handball y el baloncesto; tomando de estos no solo parte de las reglas, sino también algunas tácticas de juego.

Si bien su origen data de 1930 en Montevideo, no fue hasta 1971 que se oficializó profesionalmente para el mundo mediante la Federación Internacional de Fútbol de Salón (FIFUSA) quien 10 años más tarde daría vida al primer torneo mundial de esta disciplina. Hoy tras la disolución de la FIFUSA en 2002, la Asociación Mundial de futsal (AMF) trae las riendas de este deporte en el mundo.

Una opción pertinente

El enfoque social que cumple Fundación Barrabases, es sumamente importante para seguir demostrando que se pueden cumplir metas y luchar por objetivos claros al asistir a los entrenamientos de futsal para niños y niñas. Se puede ayudar a muchas nuevas generaciones siendo pioneros en la instauración de un proyecto social como tal.

El futsal y su posicionamiento estos últimos años nos ayuda a revelar una reestructuración deportiva sin precedentes. En Fundación Barrabases contamos con clases de futsal para niños y niñas por igual. Ya es conocido el caso del fútbol femenino y su popularidad alcanzada, quebrando una brecha de género que se extendió por muchos años. Lo mismo buscamos realizar en Fundación Barrabases, pero desde el comienzo.

Fundación Barrabases cumple un rol fundamental, con resultados serios y objetivos basados en metodologías que no se han visto en otros programas, incluyendo a los del Ministerio del Deporte. Fundación Barrabases con sus ejercicios de futsal para niños y niñas guía el deporte a una obra social. Es una escapatoria para aquellos muchachos y muchachas que han perdido el foco en el camino, incluso aquellos que perdieron la fé en otras disciplinas. El futsal es un deporte muy técnico y táctico, lo que demuestra a niños y niñas que con disciplina y constancia se puede hacer cualquier cosa.

La Mente Y Su Ejercicio En El Encierro: Programación Para Niños Y Niñas.

Por: Bastián Andrés Bello.

Durante los últimos meses la sociedad se ha visto en la dura tarea de quedarse en casa debido a las cuarentenas anunciadas por la mayoría de los gobiernos en el mundo. Esto no deja exentos a los niños, en quienes se irrumpe el proceso de desarrollo y aprendizaje por completo.

En Chile ha costado entender que el distanciamiento social es necesario para ayudar a disminuir la propagación del virus Covid-19, previniendo así la sobrecarga en los sistemas sanitarios. Hasta fines de junio la cifra abarca un total de 279.393 casos totales de contagiados/as en el país, sumado a la lamentable cantidad de 5.688 fallecidos/as.

Muchas familias han debido cambiar sus rutinas en totalidad, trabajar desde sus casas u otros que desafortunadamente han perdido esas fuentes de ingreso. Hoy en día todos se enfrentan a nuevas dificultades, mantener en constante distracción a sus hijos e hijas potenciando su aprendizaje es parte del desafío. No entrar en pánico durante este brote parece ser sumamente complejo, pero existen alternativas.

En Fundación Barrabases hemos podido adaptar algunas de las actividades que ya se desarrollaban a un formato no presencial. El proyecto Programación Creativa es uno de los más intensos y participativos para aprender en casa, una solución eficaz en una época donde escasea el aprendizaje.

Tres meses es lo que duran las clases desarrolladas para niños y niñas. Esto se realiza mediante un software llamado Scratch, el cual es de libre uso y entrega un lenguaje de programación visual bastante interactivo. Esta plataforma es desarrollada por el Grupo Lifelong Kindergarten del MIT Media Lab, que entre sus principales características se encuentra una alta capacidad de desarrollo en habilidades mentales mediante el aprendizaje de la programación en un computador, sin tener conocimientos previos sobre estos temas.

Este curso está a cargo de tres facilitadores de programación, quienes llevan un tiempo en el ejercicio del área informática y con ello de la programación creativa, así se logran resolver todas las dudas que puedan tener los/as participantes en forma instantánea. La finalidad del proyecto es que aprendan en base al ejercicio, esto generando diversos bloques al interior del software, elaborando secuencias que al unirlas generan bases animadas o piezas de videojuegos. Estas clases inicialmente se realizaron a grupos de niños y niñas que viven en las comunas de Pudahuel, Maipú y Quinta Normal. Todo este proceso es en vivo y bajo la asistencia de la plataforma Zoom.

Así es como se busca aportar mediante nuevas estrategias para enseñar a los niños y niñas desde sus hogares. Esta situación puede ser un tanto abrumadora, tanto para los estudiantes como para los padres, muchos de ellos no están preparados para transformarse en profesores, más aún cuando se debe trabajar y el hogar no siempre presenta condiciones que facilitan el ejercicio escolar como una sala de clases. Es por ello la necesidad de adaptarse a exigencias, contenidos y horarios por parte de los estudiantes, así poco a poco se adecúan a este nuevo escenario.

El proyecto lleva como uno de sus principales ideales el abandono de la cultura adultocentrista, evitando que niños y niñas se sientan sujetos minimizados. Ellos son protagonistas, en tanto deben ser el centro de las discusiones para fortalecer su autoestima y que la entrega de sus opiniones y reflexiones sea en pro de mejorar las cualidades del programa.

Programación Creativa finalizó su primera etapa con muy buenos resultados. El programa ya está en la búsqueda de una nueva etapa con un nuevo grupo de niños y niñas dispuestos a aprender y desarrollar nuevas capacidades desde sus hogares. Potenciar su desarrollo es la misión clave de Fundación Barrabases para seguir trabajando en la equidad de oportunidades.

Open chat